*Por la renuncia de la Corte Suprema de Justicia
*Por el fin del Lawfare
*Por la democratización de la Justicia

Reclamamos un profundo cambio en el Poder Judicial, apéndice y defensor de los privilegios e intereses del poder social y económico. No hay República real con un Poder Judicial sin control ciudadano, pues hoy demuestra ser el poder más antidemocrático y autocrático, sostenido por las prácticas nepotistas y endogámicas. Sin justicia real y efectiva para el conjunto de la sociedad nuestra democracia está incompleta y lesionada.

El 1F marchamos por una República y una Democracia íntegra, con un poder judicial independiente de los factores de poder que corrompen y que la corrompieron sistemáticamente».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.